Con las manos en la caja (Punto de Mira)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (Valora del 1 al 10)
Cargando…


Su cometido era social. Llegar adonde no llegaban los bancos. Financiar pequeños proyectos y no buscar la rentabilidad por encima de todo. Sus beneficios debían alimentar proyectos sociales y culturales para la comunidad pero fueron a medida que su dirección recaía en manos de los políticos autonómicos de turno y sindicalistas su giro fue irremediable hasta tal punto que son las principales responsables de la crisis financiera que desató el crac económico que asola nuestro país.

Son las Cajas de Ahorro. En 2010 había 47 y servían para financiar los proyectos megalómanos que tenían en diversas comunidades. Aeropuertos que no funcionan, estaciones de AVE infrautilizadas, Centros Culturales inviables y un largo etcétera. Además de ser las entidades financieras que más invirtieron en suelo y en propiedades inmobiliarias, también son las que más animaron a sus clientes en invertir en productos financieros opacos como las preferentes o las que más desahucios ejecutaron.

4 años más tarde sólo quedan 16 Cajas. Algunas han sido intervenidas y nacionalizadas con su deuda incluida como CajaSur, CAM, NovaCaixaGalacia, CatalunyaCaixa, Bankia, otras han sido fusionadas a bancos privados. Son ellas las que se han llevado la mayoría de los 50 mil millones que el Gobierno Español pidió de rescate a Europa. Algunos de sus responsables están en plenos procesos judiciales, como es el caso Bankia o el juicio de la CAM y muchos economistas, políticos y abogados han visto este fraude como la oportunidad de apostar por una banca pública transparente y efectiva, aunque el Ejecutivo no lo ve con buenos ojos.

Punto de Mira analiza qué pasó con las Cajas de Ahorros, cuál es su futuro, quién salió perjudicado con su mala gestión y quiénes tienen que pagar por ello.

Compartir



Documentales relacionados


Escribe un comentario sobre este documental

Escribir un comentario