Corea del Norte – Acceso al terror

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (4 valoración, media: 5,75 sobre 10)
Cargando…


El documental, producido por BBC en 2007, muestra la terrible situación en que vive Corea del Norte, y cómo este país se está quedando internacionalmente aislado y con temor a una posible invasión norteamericana al estilo de la producida en Irak.

Las existencia de una crisis internacional en torno a regímenes con programas de armas nucleares continúa. Corea del Norte, uno de los países que George W. Bush considera dentro del eje del mal, se encuentra entre las naciones vistas por Occidente como de alto riesgo por poseer tecnología nuclear, por ello los norcoreanos temen una invasión exterior que acabe con el régimen actual y finalmente con su programa nuclear. Por otra parte, miles de ciudadanos norcoreanos se encuentran encarceladas sin cargos, simplemente por haber mostrado una ideología política contraria al régimen. Según el difunto presidente Kim Jong Il, las ideas contrarias de cualquier norcoreano a su política deben ser arrancadas de raíz. En este país existen campos secretos donde se somete a los prisioneros a trabajos forzados y comida racionada. Aquéllos que intentan escapar son ejecutados en público. Pero este país en el que los derechos humanos se violan a diario, no es el que sus gobernantes quieren mostrar al mundo; el equipo de BBC que grabó este documental estuvo acompañado constantemente y fue vigilado escrupulosamente.

Durante la grabación e investigación llevada a cabo por el programa, se descubrieron evidencias de un dato escalofriante: el país podría estar probando nuevas armas químicas sobre mujeres y niños. La reportera, Olenka Frenkiel, que conduce el documental, logró recoger el testimonio de personas que estuvieron secuestrados en campos de prisioneros y que lograron escapar a Corea del Sur o a los EE.UU. El documental cuenta también con las estremecedoras declaraciones de Kwon Hyok, un antiguo oficial de inteligencia del ejercito norcoreano, que además fue el guarda principal en uno de los campos de prisioneros. Por primera vez ante una cámara se describe el uso de cámaras de gas de cristal, construidas para utilizar con humanos, Kwon Hyok dice que fue testigo de cómo hombres, mujeres y niños eran forzados a respirar componentes químicos envenenados hasta que murieron mientras científicos del Gobierno observaban sus reacciones. Los testimonios más reveladores sólo pudieron recogerse de personas que vivían fuera de las fronteras norcoreanas, dentro reina la ley del silencio.

Compartir



Documentales relacionados


Escribe un comentario sobre este documental

Escribir un comentario