Corea, el precio de la libertad (Documentos TV)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (3 valoración, media: 6,67 sobre 10)
Cargando…


“Corea, el precio de la libertad” es un documental grabado durante un año, en Corea del Sur, China y Tailandia que muestra el destino de miles de norcoreanos que arriesgan sus vidas para ser libres. Dos tercios de los clandestinos son mujeres, expuestas a ser secuestradas y vendidas por las mafias chinas.

El primer paso es llegar a China, donde el colaboracionismo con el refugiado se castiga con duras penas de cárcel. El que logra sobrevivir a la frontera, repleta de francotiradores emboscados, vigilando el río tiene un difícil y duro trecho por delante.

La salida geográfica más rápida de Corea del Norte es la frontera con Corea del Sur, sin embargo resulta infranqueable. Cruzar los 248 kilómetros de largo por 4 de ancho de una tierra de nadie, atestados de soldados armados lo hacen imposible. La única vía de escape es llegar a Tailandia o a Laos, atravesando China y los cinco mil kilómetros que las separan, pero no muchos lo consiguen. Se estima que sólo uno de cada dos refugiados llega sano y salvo a Bangkok. El resto son deportados a Corea del Norte donde se enfrentan a las torturas, a los campos de reeducación, a la cárcel y la gran mayoría a la ejecución.

Conoceremos el caso del señor Park, un coreano del norte que hace diez años consiguió salir de su país, dejando a su familia tras de sí. Ahora es un “pasador” que ayuda a otros, a escapar de la dictadura de Kim Jong-il “que los está matando de hambre” como denuncia en este documental.

Un simple control policial puede resultar fatal. Las mujeres arriesgan sus vidas doblemente. Si consiguen librarse de la policía, pueden caer en las redes de la mafia china, que por 60 u 80 euros las secuestran y las venden como prostitutas.

‘Corea, el precio de la libertad’ se embarca con un grupo de diez clandestinos norcoreanos, que atraviesan China para llegar a Tailandia, viviendo el miedo a ser detenidos. Los que lo consiguen, tendrán que esperar muchos meses antes de poder alcanzar Corea del Sur, la esperada patria hermana, donde el refugiado no deja nunca de serlo.

Compartir



Documentales relacionados


Escribe un comentario sobre este documental

Escribir un comentario