Injusticia social y ecológica en el Parque Nacional del Yasuní (Ecuador)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas (Sé el primero en valorar)
Loading...Loading...

Ya hace más de 40 años que las petroleras están devastando la selva del Yasuní y sus habitantes como consecuencia de la extracción de petroleo. Los resultados son catastróficos: el pueblo Waorani ha entrado en un espiral de decadencia total a la vez que se ha convertido en total dependiente de las limosnas de las petroleras.

El caso de Repsol YPF es uno de los más indignantes. La compañía tiene el control absoluto de la zona donde opera, el bloque 16. Solo se puede entrar con una autorización muy difícil, por no decir impossible, de conseguir.

Pero si no dan la autorización ni dejan controlar sus actividades por instituciones independientes, es para ocultar todo lo que pasa dentro del bloque y silenciar los impactos ambientales y sociales.

La petroleras, Repsol entre ellas, seducen a los Waorani con regalos, dinero y comida, lo que está provocando su declive social y cultural. Su dinero es una bomba temporal intencionada que sirve para comprarlos y destruirlos; y lo peor es que lo están consiguiendo.

Esta pieza forma parte de un documental de 60 minutos de duración titulado ‘del vent al blau’ (del viento al azul).