La Inquisición, una tragedia española

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (1 valoración, media: 6,00 sobre 10)
Cargando…


El Documental analiza una etapa de más de tres siglos en la que los inquisidores tenían autoridad para “luchar contra las desviaciones católicas” con todos los medios a su alcance. En el siglo XII, el Papa Inocencio III había iniciado una cruzada en el sur de Francia contra la doctrina albigense, considerada una herejía por la Iglesia Católica. Años después, esta lucha contra los herejes cristaliza, bajo el papado de Gregorio IX, en la bula Excommunicamus que dictaba las normas que debían seguir los inquisidores, fundamentalmente dominicos, para acabar con las desviaciones doctrinales. Había nacido oficialmente la Inquisición. Los inquisidores, nombrados directamente por el Papa, gozaban de la misma autoridad para juzgar a cualquier ciudadano, incluidos príncipes y nobles. Contaban con una especie de consejo, formado por clérigos y laicos, para que les ayudaran a dictar un veredicto. Les estaba permitido encarcelar testigos sobre los que recayera la sospecha de que estaban mintiendo. En 1252, el Papa Inocencio IV autorizó la práctica de la tortura para extraer la confesión de los sospechosos. Hasta entonces, este procedimiento había sido ajeno a la tradición canónica.

Compartir