Hamburguesas, burritos y un asado suculento: Street Food

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (Valora del 1 al 10)
Cargando…

Street Food, la comida callejera, es cultura culinaria y identidad cultural viva. Las cocinas móviles ofrecen los mejores manjares y una gran cantidad de historias.

La comida callejera tiene una larga tradición en el continente americano, y cada región posee sus secretos culinarios. El recorrido por los puestos de comida abre, además, un campo de nuevos y sorprendentes conocimientos. Los autores Normen Odenthal y Thomas Reichart se sumergen en la cultura de la comida callejera a lo largo del continente americano. El viaje comienza en Portland, Oregon. En cada esquina de la ciudad se ven los “Food-Carts”, o carritos de comida semejantes a casas rodantes en las que se cocina, se hornea y se fríe. También en México hay puestos de comida callejera por doquier. Para los mexicanos, la familia es lo único que supera en importancia a la comida. Por eso, Víctor Navarrete, el simpático cocinero de tacos, tiene siempre una sonrisa dibujada en el rostro. En su puesto todos contribuyen en la preparación de los mejores tacos de Ciudad de México. En Cartagena, Colombia, los pescadores se reúnen en el mercado luego del arduo trabajo para comer pescado a la plancha. Lo que en otras partes del mundo se consideraría una exquisitez, es aquí una comida cotidiana para gente sencilla. En Lima, Perú, los cocineros callejeros presentan creaciones más artísticas y ofrecen un plato sencillo y mágico: el ceviche, pescado fresco que se cocina en jugo de lima. Se le agregan pimientos peruanos, maíz, papas dulces, y listo. El ceviche se puede degustar en el puesto de Virginia, en uno de los barrios más peligrosos de Lima, o en el restaurante de Gastón Acurio, quien se cuenta entre los mejores cocineros del mundo. En Argentina, por el contrario, sólo hay una cosa: carne, mucha carne.


loading...

Compartir

Documentales relacionados


Escribe un comentario sobre este documental

Escribir un comentario